El Patio de Segovia del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón acoge un gran Belén de 85 metros cuadrados y 450 figuras

Ya se puede visitar el Gran Belén instalado en el Patio de Segovia del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón y al que acompañan una serie de dioramas o escenas relacionadas con el Nacimiento. La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, junto a otros miembros de la Corporación Municipal ha inaugurado este Belén en un acto al que también han asistido el presidente de la Asociación Scout Eslabón, José Antonio García y el de la Asociación de Belenistas de Pozuelo, Segundo Redondo y otros representantes de estas entidades, encargadas de los montajes. El Coro de la Escuela Municipal de Música y Danza ha amenizado el acto con la interpretación de diferentes villancicos.

La alcaldesa ha felicitado al Grupo Scout Eslabón y a la Asociación de Belenistas “por el esfuerzo y, sobre todo, por el cariño que habéis puesto en este Belén y los dioramas”. De hecho, más de un centenar personas, miembros de la asociación Scout Eslabón, han participado durante estos días en el montaje de esta espectacular composición, a la que también acompañan varios dioramas confeccionados por la Asociación de Belenistas, y un Belén mixto (tradicional y con dioramas).

La primer edil ha recordado que este belén “es una obra de arte realizada por los socios y que ha merecido numerosos reconocimientos” como seis medallas de Oro, una de Plata, el Premio Sagrada Familia y el Premio Juan de Ávalos. “Estoy segura de que los vecinos de nuestra ciudad van a valorar muy positivamente este hermoso y espectacular Belén que podrán disfrutar hasta el próximo 5 de enero”.

El nacimiento, que ha sido bendecido por el párroco Mario Palacio, ocupa una superficie de 85 metros cuadrados, uno de los más grandes de la ciudad, y tiene una altura de casi tres metros desde la zona más baja. Para su elaboración se han utilizado más de 1.700 kilos de arena, 550 kilos de gravilla, 56 cajas de musgo, 450 figuras y aproximadamente 10.000 tornillos. Además, este año ha ampliado su iluminación led con más de 500 metros de cables.

El Belén cuenta, como ya es tradicional, con una zona de representación “pozuelera” en la que aparecen elementos como La Poza, con sus lavanderas características, un huerto de lombardas, una fábrica de curtidos y un abrevadero de ovejas de 1880 que se encuentra en el Camino de las Huertas. El montaje incluye también numerosas edificaciones a escala, como una réplica del puente romano del Burgo de Osma, cinco ríos que rodean el Belén, montañas y la representación del puerto de Alejandría, con un gran barco. Además, en el montaje cobra especial protagonismo este año el oasis.