Cul de Sac, sibaritismo y esencia de antaño en Pozuelo

Podríamos definir al Restaurante Cul de Sac como el lugar donde, al atravesar la puerta de entrada, te sumerges en el lujo del producto más escogido. 

Nos encontramos la verdadera y exquisita cocina con la que esas abuelas del norte de España nos deleitaban ilusionadas. Generosas en tiempo y en género, para que el paladar de los suyos disfrutara al máximo cada segundo. Gracias a Álvaro Toscano, el dueño del negocio y de su gran reto profesional,  su personalísimo restaurante, podemos disfrutar de ello. Es un auténtico emprendedor que hace cuatro años cambió de sector y se embarcó en este proyecto. De madre gallega y padre cántabro, desarrolla un tipo de cocina vasco navarra al estilo tradicional, llevada a la excelencia.

¿La filosofía principal? Desterrar estos auténticos principios del buen hacer gastronómico y aplicarlos absolutamente en la cocina de hoy. Muchos son los viajes que Álvaro realiza buscando los mejores proveedores nacionales e internacionales. Allí, selecciona la mejor materia prima y los trabaja con un rigoroso proceso elaborativo donde la prisa no tiene cabida. Por supuesto, cabe destacar el último ingrediente, la enorme pasión que Álvaro pone en lo que hace y toca.

Brasas en su punto, puchero auténtico de barro, cocineros traídos del lugar de procedencia exacto… Todos estos son los principales ingredientes que no se ven, pero que son absolutamente esenciales en su negocio. Merluzas, de seis u ocho kg, muy difícil de conseguir, son traídas de Bretaña, Normandía y Galicia; hay rodaballos de Escocia e Irlanda, atún de Tarantello o marisco de Carril de Galicia, además de ría y de encargo.

Trato exquisito y servicio top, donde solo cabe el deseo de volver a repetir y probar otros de sus espectaculares platos. Sus clientes no vienen a juzgar; vienen recomendados a probar y a disfrutar de toda esta experiencia desde principio a fin en un ambiente muy familiar.

Aunque, después de lo que ahora sabemos y hemos visto, el precio (50 € de media, dependiendo del vino) lo encontramos muy adecuado. Justifica todo este complejo proceso y realización del buen hacer de este restaurante tan especial y personal.

Los platos estrella de Cul the Sac son varios presentados con mucho arte en sus combinaciones de materia prima. Quizás los dos principales a destacar serían, el snack de alcachofas crujientes con muselina de ali oli o el desmigao de rabo de toro con garbanzos y foie.

Cul de Sac lleva los fogones tradicionales a la excelencia

Finalmente, aprovechamos para compartir con vosotros algunas fotos del making off de otro reportaje que compañeros de ABC, y a través de Mahou, hacen a Cul de Sac.

Muchas gracias a Álvaro, Mar y todo su equipo, por la experiencia compartida con nosotros y su gran amabilidad. Os dejamos un enlace a la web de Cul de Sac por si queréis ampliar la información o ir reservando vuestra mesa.

Comentarios de Facebook

Los comentarios están cerrados.