Pérez Quislant propone el cese del Presidente del Tribunal Económico-Administrativo de Pozuelo

La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, ha propuesto este jueves al Pleno el cese inmediato del presidente del Tribunal Económico-Administrativo, Adolfo Fernández Maestre, tras conocer horas antes de la sesión plenaria que éste va a ser investigado por el caso Púnica.

La primer edil ha reunido previamente a la Junta de Portavoces para comunicarle su decisión y pedirles su apoyo: “Hoy reitero mi compromiso de tolerancia cero con cualquier caso de corrupción que pueda afectar al Ayuntamiento y por eso propongo al Pleno este cese de manera urgente, sin perjuicio del máximo respeto a la presunción de inocencia y a la actuación y decisión judicial”, ha asegurado Pérez Quislant.

Adolfo Fernández Maestre fue nombrado presidente de este Tribunal por el Pleno del Ayuntamiento en la anterior legislatura, en febrero de 2012, dos años antes de que saliera a la luz el caso Púnica. Su nombramiento como presidente era en régimen de asistencia efectiva: no cobraba retribución, sino dietas por asistencia a las sesiones (380 euros por sesión menos el IRPF). El Tribunal se reúne una media de 18 veces al año.

El Tribunal Económico-Administrativo Municipal de Pozuelo de Alarcón es el órgano especializado en el conocimiento y resolución de las reclamaciones económico-administrativas que se interpongan en relación con los actos de gestión, liquidación, recaudación e inspección de tributos y demás ingresos de derecho público de competencia del Ayuntamiento. “Actúa con criterios de independencia técnica, celeridad y gratuidad”, aseguran desde el Consistorio pozuelero.